¿Cómo saber si debo reemplazar la pantalla de mi portátil?

abril 23, 2021

Una pantalla de una portátil es un componente físico imprescindible en un ordenador portátil, si esta presenta fallas o no funciona en forma óptima puede resultar difícil culminar una labor o un proyecto.

Ahora bien, las pantallas de las portátiles, pueden presentar fallas con el uso o el tiempo de adquirida, siendo importante para un usuario responder a la siguiente pregunta ¿Cómo saber si debo reemplazar la pantalla de mi portátil?

Ante esta interrogante,  es conveniente verificar las fallas observadas ya que podría ser un problema del hardware y no de la pantalla.

¿Cómo verificar si portátil necesita un reemplazo de pantalla?

A fin de comprobar si se debe reemplazar este dispositivo en una portátil, verificar lo siguiente:

Síntomas y posibles soluciones

  • En primer lugar, identificar cuando, donde y de qué manera ocurre la falla, ya que de otro modo podrías llegar a perder tanto tiempo como dinero si no se tiene bien claro cuál es el problema

Determinar si la pantalla falla por un simple problema de software, para lo cual solo se debe reiniciar el ordenador y fácilmente se resuelve el problema, por lo cual no se tiene que llevar a reparación.

  • Por otro lado, es conveniente  probar los síntomas bajo diferentes condiciones de forma que puedas ver si todos son consistentes. Un ejemplo de esto sería que la pantalla de tu portátil cambia a negro, por la sencilla razón de que está apagada a causa de la configuración de ahorro de energía.

Además, defectos visuales, un tamaño incorrecto y parpadeo también se pueden atribuir a un posible controlador dañado.

Se puede tratar de arrancar en modo seguro, actualizar los controladores de video y ajustar físicamente la pantalla.

  • Verificar si no hay daño físico. esto implica revisar si la pantalla no está quebrada o en su defecto muestra algún signo de posible daño.

Al presentar este problema, se puede decir con bastante seguridad de que esta es la causa de la avería.

 Además de esto, el siguiente paso sería investigar si una posible sustitución de pantalla podría resolver el problema o inconveniente ya que por ejemplo, un inversor dañado puede generar signos similares a los presentados por una pantalla quebrada.

  • Es importante probar la portátil con un monitor externo. De esta forma puedas asegurarte que el problema está en el hardware y no en el software, en caso de que pruebes esto, la pantalla por lo general llegara a aparecer sobre el segundo monitor sin presentar una configuración adicional, si no llega a hacerlo, comprueba que los controladores de video tienen dicha capacidad.
  • Lo siguiente seria reemplazar la unidad de procesamiento grafico (GPU).  Los  últimos 2 años las portátiles se han fabricado con GPU de tamaño de escritorio, los cuales se pueden reemplazar o actualizar, sin embargo, los ordenadores más antiguos no pueden hacer esto ya que su tarjeta gráfica se encuentra unida a su placa madre por lo que no se puede reemplazar por otra placa base.