La OCU exige a la empresa HP hasta 150 euros para los propietarios de sus impresoras por bloquear los cartuchos de terceros

diciembre 9, 2021

A través de Euroconsumers, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), ha hecho un reclamo a la empresa Hewlett Packard (HP), por el pago de daños y perjuicios a los distintos consumidores de  cuatro países europeo y de Brasil debido a la incompatibilidad de sus impresoras con cartuchos de terceros.

Esta organización hace un reclamo señalando que la práctica de la empresa HP de hacer incompatibles sus impresoras con cartuchos de terceros es engañosa, perjudicial y anticompetitiva

Ante esta situación esta organización solicita una indemnización por el orden de hasta 150 euros, para cada cliente de los países de Italia, Bélgica, España, Portugal y Brasil al igual que sucedió en Estados Unidos.

Dada esta situación si no se obtienen una respuesta satisfactoria 

En caso de no obtener una respuesta satisfactoria, la Organización de Consumidores y Usuarios y otras organizaciones europeas podrían estar dispuestas en iniciar una acción colectiva lograr conseguir una indemnización para los consumidores.

El origen del problema…

Hp ha promocionado desde 2016, que sus impresoras eran compatibles con cartuchos de terceros, el problema se presenta dado que en la realidad esto no es cierto.

En otras palabras la empresa ha promocionado que sus cartuchos son compatibles con otros cartuchos, pero los usuarios al actualizar el firmware, recibían un mensaje de error al instalarlos, por lo que se veían en la necesidad de cambiarlos por otros más caros o cambiar la impresora.

Esta práctica de la empresa HP además de engañosa con los diferentes clientes, aumenta el volumen de residuos.

Antecedentes de Indemnización en otros países

En este contexto, en Estados Unidos hace poco tiempo se llegó a un acuerdo sobre una reclamación similar con lo cual se aprobó una compensación a los que demandaron entre 100 y 150 dólares.

En lo relativo a Italia, en fecha 17 de Noviembre del 2020, las autoridades concluyeron que la empresa HP tenía responsabilidad por este hecho y fue sancionado por un monto de 10 millones de euros.

Esta decisión permite  el reclamo de otros países por el mismo cargo, determinando que los afectados deben ser compensados por el engaño.